domingo, 10 de febrero de 2008

Y ellos que no ven las lagrimas derramadas por el odio, por la angustia y la desesperación de un cuerpo consumido por los celos, celos que matan lentamente mi cuerpo, mi mente esta corrupta de crimen y castigo que en las paginas de un cuaderno barato, se impregna la tinta con forma de letras para dar el fruto a la muerte de mis ideas macabras y faltas de fe, sangre, destrucción y muerte, cuerpos mutilados en las aceras de las escuelas, los sonidos de los disparos y los gritos de la gente en mis calles, la noche es lenta y hay mucho que copiar decía el escritor con un cuchillo en la mano cuidándose de su sombra que lo quería matar, al lado de una vela de fuego infernal, triste miraba su pluma e intentaba copiar, pero todo fue en vano, cuando se dio cuenta ya avía atravesado su corazón con un filo mortal.

2 comentarios:

tatiana dijo...

aaahh
que nota
y el final estubo muy bueno!
:)
me gustan los buenos finales!

Verónica dijo...

jajaja que idiotaaa se lo creyo